Tratamiento del hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis

Un cambio en la alimentación y los hábitos físicos es esencial para curar la enfermedad del hígado graso no alcohólico (hígado demasiado graso) o disminuir la progresión de la esteatohepatitis no alcohólica. La carta recordativa y el acompañamiento prolongados son necesarios.

TRATAMIENTO DEL HÍGADO GRASO SIN ALCOHOL Y LA ESTEATOHEPATITIS: CAMBIAR SU ESTILO DE VIDA

Cambiar su estilo de vida: el único tratamiento efectivo

Actualmente no hay tratamientos farmacológicos aprobados que muestren una cierta efectividad para la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD) o la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA).  

Las medidas higiénico-dietéticas son el único tratamiento eficaz. Incluyen la pérdida de peso y la lucha contra los estilos de vida sedentarios; un cambio en la dieta y el ejercicio físico son esenciales. Este cambio de estilo de vida es crucial para lograr:

  • una desaparición de la NAFLD;
  • una ralentización de la evolución de la EHNA para que no progrese a cirrosis.  

El manejo del síndrome metabólico implica:

  • tratamiento farmacológico aprobado;
  • medidas higiénico-dietéticas igualmente importantes.

Este es el caso de los pacientes con diabetes tipo 2, hipertensión arterial alta (hipertensión), anomalías lipídicas (hipercolesterolemia, etc.).

Enfermedad del hígado graso (hígado demasiado graso) o esteatohepatitis no alcohólica: la pérdida de peso es esencial

Incluso la pérdida de peso moderada se acompaña de la movilización delas grasas hepáticas y una mejora en la calidad del tejido hepático.

El objetivo es reducir la masa de peso en un 5% a 10% en 6 meses, luego entrar en una fase de estabilización del peso del paciente.

A nivel de hábitos de consumo, por lo tanto, es necesario:

  • adoptar una dieta adaptada. Una dieta personalizada se basa en la medición del gasto energético total y el descanso;
  • limitar el consumo de alcohol a una copa de vino al día.

El médico tratante o dietista puede proporcionar más explicación del papel de una dieta baja en calorías y dar consejos sobre el tipo de alimento a consumir. En particular, lo siguiente debe ser:

  • evitar la fructosa (azúcar) y la sacarosa en los refrescos y las grasas saturadas en la comida rápida y las carnes;
  • aumentar los ácidos grasos poliinsaturados de origen vegetal, fuente de ácidos grasos omega-9 (aceite de oliva), omega-6 y omega-3 (aceite de colza, soja, frutos secos, etc., margarinas con omega-9, 6 y 3);
  • dar preferencia a azúcares complejos como el almidón, especialmente en forma cruda y refinada (granos enteros, legumbres).

El uso de la cirugía bariátrica en caso de obesidad

En caso de falta de medidas higiénico-dietéticas, la cirugía bariátrica debe ser considerada. Esta operación debe realizarse antes de que el paciente desarrolle cirrosis.

Esteatohepatitis sin alcohol o calorosis grasa: aumentar la actividad física y luchar contra el sedentarismo

El ejercicio físico mejora la sensibilidad a la insulina y mejora la condición del hígado. Por lo tanto, se recomienda luchar contra el sedentarismo y aumentar la actividad física y el deporte. Una actividad bastante duradera es preferible a una actividad intensa.

Se recomienda a las personas que aumenten gradualmente su nivel de actividad, excepto en el caso de contraindicación debido a una enfermedad.

Se recomienda que los adultos elijan:

  • ejercicio físico regular (como caminar a paso ligero), durante al menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana. El objetivo es acumular al menos 150 minutos de actividades de intensidad moderada por semana;
  • 75 min de actividades de alta intensidad por semana;
  • una combinación de los 2, en períodos de 10 minutos o más.

Las personas con problemas de enfermedades cardiovasculares (angina de pecho, infarto de miocardio, arteritis de los miembros inferiores, etc.) deben consultar a su médico antes de considerar la actividad física intensa. En las personas con enfermedad coronaria, se recomienda la actividad física, pero debe ser supervisada por un monitoreo específico (prueba de esfuerzo, rehabilitación cardiovascular).

Medidas higiénico-dietéticas para toda la familia, en caso de «foie gras» del niño

Los errores dietéticos y el estilo de vida sedentario de los padres contribuyen al exceso de peso observado en los niños.  Se recomienda encarecidamente que toda la familia cambie sus comportamientos de manera sostenible.

HÍGADO GRASO NO ALCOHÓLICO Y ESTEATOHEPATITIS: SEGUIMIENTO Y ACOMPAÑAMIENTO PROLONGADOS

Para todas las personas con enfermedad del hígado graso o esteatohepatitis no alcohólica, la modificación del estilo de vida requiere un apoyo prolongado en forma de un «proyecto terapéutico». Las metas se establecen con la ayuda del médico tratante y los informes de progreso permiten al paciente hacer un balance de su progreso.

Para que el proyecto terapéutico sea sostenible y para eliminar los obstáculos a los cambios de comportamiento, puede ser necesario el apoyo psicológico. La terapia cognitiva y conductual permite realizar los cambios esenciales para alcanzar los objetivos a largo plazo.

Recuerdo

Las medidas Higiénico-dietéticas pueden curar la enfermedad del higado grasa sin alcohol (NAFLD).

Estas medidas retardan la progresión de la hepatitis esteato no alcohólica (EHNA).

Vivir con apnea del sueño

La apnea del sueño o el Síndrome de apneashipopneas del sueño (SAHS) requiere seguimiento y tratamiento a largo plazo. Sea cual sea el tratamiento ofrecido, la adherencia es esencial y, en cualquier caso, debe ir acompañada de medidas higiénico-dietéticas.

APNEA DEL SUEÑO: MEDIDAS HIGIÉNICO-DIETÉTICAS INDISPENSABLES

Adopte las diferentes medidas higiénico-dietéticas que puedan disminuir su apnea del sueño.  

  • Duerma de lado y póngase una almohada en la espalda para evitar dar la vuelta: esta posición puede disminuir el número de apnea del sueño.
  • Pierda peso, si tiene sobrepeso, adoptando una dieta equilibrada y practicando actividad física.
  • Elimine los sedantes (pastillas para dormir, ansiolíticos) que causan relajación de los músculos de la garganta e interfieren con el paso del aire a través de las vías respiratorias.
  • Adopte una buena higiene del sueño:
    • evite los aceleradores al final del día (alcohol, café, té …),
    • no practique ejercicio físico justo antes de acostarse,
    • reduzca la luz y el ruido en su habitación, vaya a acostarse a la misma hora.
  • Deje de fumar: el humo irrita las vías respiratorias.

SEGUIMIENTO MÉDICO EN CASO DE APNEA DEL SUEÑO

Si usted sufre de apnea del sueño, aquí hay algunos consejos:

  • No se olvide de las citas de seguimiento médico;
  • Pida toda la información que le sea útil para comprender completamente su enfermedad;
  • Realice los exámenes de control requeridos (registros del sueño, evaluaciones biológicas, etc.);
  • Siga el tratamiento prescrito (CPAP u órtesis mandibular) todas las noches y durante las siestas. De hecho, su síndrome de apnea de sueño sólo puede mejorar si sigue el tratamiento correctamente y sin interrupciones;
  • Siga los consejos y tratamientos prescritos con el fin de reducir su riesgo cardiovascular.

Si está recibiendo tratamiento con órtesis de avance mandibular:

La regularidad del uso del dispositivo es muy importante. Continuar usando la órtesis mandibular incluso si aparecen efectos adversos al comienzo del tratamiento: sensibilidad dental, dolor articular o muscular en la cara y los maxilares; estos son generalmente transitorios. Hable con su médico.

Si recibe tratamiento con presión positiva (CPAP) ventilación nocturna:

La primera prescripción de ventilación nocturna en PPC se hace por un período de unos meses al final del cual tendrá que ver a su médico de nuevo. Usted hará un balance con él de su seguimiento del tratamiento y su eficacia. No dudes en contarle todos los problemas que te has encontrado: irritación de la cara, nariz y boca secas, rinitis, dificultades para soportar el dispositivo…

La observancia del tratamiento por ventilación nocturna en PPC condicionando su eficacia, la primera instalación del aparato es por lo tanto muy importante. El uso del dispositivo de ventilación implica limitaciones y requiere aprender a reducir las molestias.

El proveedor le proporciona todas las explicaciones sobre el equipo y le enseña cómo usarlo. No dude en hacerle cualquier pregunta y ponerse en contacto con él si encuentra alguna dificultad. Pídale a su proveedor que adapte cuidadosamente su máscara para que no deje marcas de presión en la cara y no permita que pasen fugas de aire para evitar la irritación ocular. Conecte un humidificador al dispositivo para evitar que se seque la mucosa nasal.

Los dispositivos de la nueva generación tienen un funcionamiento relativamente silencioso. Son transportables en equipaje de mano y deben acompañarte en todos tus viajes.

Si el médico considera necesario renovar la ventilación nocturna en presión positiva (PPC), entonces le hará una receta renovable cada año.

APNEA DEL SUEÑO Y VIDA DIARIA

Síndrome de apnea del sueño-hipopnea obstructiva y conducción

Somnolencia anormal en el día temporalmente contrainds conducción. La reanudación de la conducción es entonces posible solo cuando el tratamiento iniciado es eficaz.

Para averiguar su capacidad para conducir, y aún más si usted es un conductor profesional, su médico puede utilizar las pruebas de vigilancia: el mantenimiento de las pruebas de reloj (TME). Estas pruebas se repiten cada 2 horas y se realizan bajo las siguientes condiciones: la persona se encuentra en una posición semi-acostada, en un ambiente tranquilo y mal iluminado, y debe soportar el sueño durante 20 minutos. Este examen permite verificar que tiene un estado de alerta normal y permite, en particular, controlar la eficacia del tratamiento de la somnolencia diurna.

Síndrome de apnea del sueño-hipopnea obstructiva: obtener ayuda a diario

A diario, es importante informarse y obtener ayuda. No dude en recurrir a las asociaciones de pacientes. Están a su disposición, pueden ayudarle en sus trámites administrativos, informarle sobre los servicios médico-sociales y sus derechos. También le permiten intercambiar con otras personas afectadas por el síndrome de apnea del sueño.

 

Aftas de la boca: ¿qué hacer y cuándo consultar?

Las aftas orales son problemáticas, pero en su mayoría benignas y se curan sin tratamiento en pocos días. La incomodidad y el dolor se pueden aliviar tomando algunas precauciones o aplicando un anestésico local. Sin embargo, en algunas situaciones, una consulta médica es necesaria.

AFTAS EN LA BOCA: ¿QUÉ HACER PARA ALIVIARSE?

Algunos pasos para reducir el gen debido a las aftas

Aquí hay algunos consejos para tratar de limitar el dolor de aftas:

  • evitar el consumo de alimentos que promuevan la aparición de aftas (como frutos secos, Gruyère…);
  • prefieren alimentos fríos (productos lácteos frescos, helados, etc.) que reduzcan el dolor;
  • evitar los alimentos calientes y duros que pueden empeorarlo;
  • usar un cepillo de dientes muy suave;
  • mantener una buena higiene bucal, incluso si cepillarse los dientes aumenta el dolor;
  • usar pasta de dientes que no contenga lauril sulfato, una sustancia que irrita las membranas mucosas;
  • evitar traumatismos en la membrana mucosa de la boca que agravarían las lesiones mucosas. Haga una cita con su dentista si se necesita atención dental:
    • tratamiento de un diente cariado,
    • cuidado de un diente fracturado,
    • ajuste de un aparato de ortodoncia dental,
    • adaptación de una dentadura postiza…

Disminuir el dolor debido a las aftas en la boca

Mientras se espera la curación espontánea de las aftas, las medidas de higiene y alimentación no siempre proporcionan suficiente alivio.

Si el dolor es agudo, tome un analgésico como paracetamol.

Si le da vergüenza comer, puede aplicar un anestésico local a las lesiones dolorosas, antes de las comidas. Esto insensibiliza brevemente la mucosa oral.

Sin embargo, debe utilizarse con precaución. Si se aplica ampliamente, puede conducir a molestias con la deglución, conducir a rutas falsas (inhalación de alimentos) y mordeduras severas de la lengua y las mejillas.

Nunca debe usarse en niños y ancianos. Algunas enfermedades también contraind indican su uso. Su farmacéutico podrá aconsejarle sobre la elección de un producto y alertarle de sus riesgos.

Prevención de la recurrencia de las aftas

Para evitar la recurrencia, estas son algunas recomendaciones:

  • reducir tus factores estresantes: practica una actividad física o deporte que te ayude a relajarte;
  • evita los alimentos que pueden estar en el origen de tus aftas: picantes, salados (frutos secos salados, Gruyère…) o ácidos (limones, tomates…) o duros…;
  • tener una buena higiene dental: cepillarse los dientes al menos dos veces al día;
  • consulte regularmente con su cirujano dentista que comprobará el estado de sus dientes y la adaptación de su prótesis, si tiene una.

AFTAS DE LA BOCA: ¿CUÁNDO CONSULTAR?

Las aftas orales severas pueden deberse a una enfermedad.

Usted debe consultar a su médico si:

  • tiene fiebre;
  • estás particularmente cansado;
  • tiene lesiones muy numerosas en la boca (más de 10);
  • tiene síntomas inusuales (diarrea, dolor en las articulaciones, dolor de cabeza);  
  • sus aftas tardan más de 2 semanas en sanar;
  • tiene una aftas de más de 1 cm de diámetro;
  • tiene aftas que no cicatrizan;
  • tiene aftas en otro órgano, especialmente en los genitales, o lesiones cutáneas que han aparecido recientemente;
  • te cuesta comer.

Además, recuerde informar a su médico si sus aftas recaen varias veces al año.

Malestares relacionados con la edad

Enfermedades reumatológicas, enfermedades bucales, problemas de visión… A medida que envejecemos, algunas condiciones son más comunes. Descubra estas patologías en detalle para prevenirlas mejor e identificar sus síntomas.

ENFERMEDADES REUMATOLÓGICAS

La osteoporosis, la osteoartritis de cadera o la artrosis de la rodilla, la artritis reumatoide, son enfermedades comunes en personas mayores de 60 años.

Descubra las soluciones para aliviarlos y evitar cualquier riesgo de caída, causa frecuente de una fractura del cuello del fémur.  

ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS

Infórmese sobre el manejo y los tratamientos existentes de las 2 principales afecciones neurológicas relacionadas con la edad:

  • La enfermedad de Alzheimer;
  • La enfermedad de Parkinson.

ENFERMEDADES ORALES

¿Sabía que la salivación puede disminuir con la edad o con la toma de ciertos medicamentos? Si usted está en este caso,  aquí vea cómo evitar las molestias de una boca seca.

Si usted es mujer, tenga en cuenta que los cambios hormonales, como la menopausia, pueden conducir a la gingivitis.  

ENFERMEDADES UROLÓGICAS E INCONVENIENTES GINECOLÓGICOS

A diario, las acciones simples pueden ayudarle a:

  • manejar mejor las fugas urinarias;
  • prevenir el prolapso genital;
  • evitar efectos secundarios relacionados con la menopausia, como sofocos, fatiga o cierta irritabilidad.

ENFERMEDADES DE LOS OJOS Y OÍDOS

Con la edad, la vista y la audición disminuyen.

Pueden aparecer inconvenientes:

  • ojos secos,
  • mareos
  • acúfeno.

Conozca las principales condiciones en cuestión para un mejor manejo médico y para prevenirlas mejor cuando sea posible:

  • amd
  • glaucoma
  • catarata
  • sordera

Incluso si no nota ninguna dificultad particular al leer o problemas de visión al mirar hacia otro lado, una visita de chequeo regular a un oftalmólogo es esencial para diagnosticar enfermedades oculares a tiempo, más comunes cuando envejece. Se recomienda ir allí cada 2 años al menos después de 65 años.

Para obtener más información, consulte el artículo»Un seguimiento oftalmológico es esencial después de 65 años»en el Portal Nacional de Información para los ancianos y sus seres queridos.

¿Cómo identificar y tratar enfermedades relacionadas con la ola de calor?

El calor excesivo a veces causa irritación de la piel o hinchazón de las piernas. Después del esfuerzo o la exposición al sol, pueden ocurrir otras dolencias (calambres, insolación). La atención inmediata es entonces necesaria para refrescar a la persona afectada.

PROBLEMAS DE SALUD QUE REVELAN UNA MALA ADAPTACIÓN AL CALOR

Durante una ola de calor, ciertas enfermedades pueden aparecer si el cuerpo no puede soportar altas temperaturas.

Dermatitis por calor

Se trata de una erupción de manchas rojas, planas o ligeramente repujadas, debido a la irritación de la piel.

Este fenómeno, relacionado con la sudoración excesiva, puede causar picazón. Por lo general, afecta a la piel sensible de los niños, partes del cuerpo a menudo cubiertas por ropa ajustada y, en particular, por textiles sintéticos que dificultan la evaporación del sudor (por ejemplo, trajes deportivos).

Si usted (o su hijo) se ven afectados, puede:

  • tratar de permanecer en un área más fría (y menos húmeda, si la hubiera);
  • preferiblemente usar (o ponerle a su hijo) ropa suelta hecha de fibras naturales (algodón, lino) que permita que la piel respire y absorba el sudor;
  • consultar a su médico que la necesidad de rascarse es demasiado grande. Los antihistamínicos se prescribirán si es necesario.

Edema en las piernas

Es una hinchazón de las piernas y/o más raramente de los antebrazos. Se relaciona con la vasodilatación (aumento en el diámetro de los vasos sanguíneos) que se produce en climas calurosos, para enfriar el cuerpo.

Esta condición generalmente ocurre en los ancianos y en personas con insuficiencia venosa crónica (varices o sensación de piernas pesadas). Si usted tiene edema por calor, trate de:

  • sentarse en un lugar fresco;
  • promover una mejor circulación de la sangre levantando las piernas.

Calambres más frecuentes en calor alto

Estos espasmos dolorosos afectan principalmente a los músculos de los brazos y las piernas, pero también a los del abdomen.

Los calambres musculares aparecen con mayor frecuencia en personas que han sudado mucho, justo después de una actividad sostenida (trabajo duro en un ambiente caluroso, competencia deportiva, etc.)

En caso de calambres musculares, si es posible:

  • descansar durante varias horas en un lugar fresco;
  • beber un jugo de fruta diluido en agua o una bebida de rehidratación.

Si los síntomas persisten, consulte a su médico.

Un síncope

Esta breve pérdida de conciencia se produce principalmente después del esfuerzo físico en un ambiente cálido, y a veces es precedida por náuseas, mareos, trastornos de la visión.  

Causado por una caída repentina en la presión arterial, este problema afecta principalmente a los ancianos.

Para ayudar a una persona que ha caído en síncope a recuperarse rápidamente:

  • debe estar en un lugar fresco;
  • darle una bebida.

Insolación relacionada con la exposición directa de la cabeza al sol

Se manifiesta en dolores de cabeza intensos, somnolencia, náuseas, fiebre alta, posibles quemaduras en la piel y, a veces, pérdida del conocimiento.

En caso de insolación, aplique los siguientes consejos:

  • colocar a la víctima en la sombra;
  • refresque rociándolo con agua, o dándole una ducha o baño caliente;
  • agitar el aire en la habitación donde la persona está descansando, con un ventilador o sistema de aire acondicionado móvil colocado a una distancia de ellos.

Si los síntomas persisten, consulte a su médico.

Si la persona afectada es un niño pequeño y ha perdido el conocimiento, llame a asistencia médica de emergencia.

OLA DE CALOR: PROBLEMAS DE SALUD QUE REQUIEREN ATENCIÓN URGENTE

La ola de calor también puede causar graves problemas de salud, relacionados con mayores efectos del calor en el cuerpo: agotamiento, deshidratación y golpe de calor.

Agotamiento después de una exposición prolongada a climas muy calurosos

El agotamiento resulta de la pérdida excesiva de agua y sales minerales.  Puede manifestarse por:

  • una temperatura corporal entre 38°C y 40°C (a veces también sigue siendo normal, especialmente en los ancianos);
  • una sensación de debilidad;
  • dolores de cabeza, problemas de visión y mareos;
  • náuseas y/o vómitos;
  • respiración rápida;
  • abundante sudoración;
  • un cambio de comportamiento;
  • trastornos del sueño inusuales.

El agotamiento es más común y más dañino en las personas mayores, muy jóvenes y/o deportivas. En presencia de una persona agotada por el calor:

  • instalarlo en una habitación fresca, seca y ventilada, alargarlo y dejarlo reposar;
  • espolvorear regularmente todo su cuerpo con agua fría, y arrancar su piel mojada. Si se trata de un adulto, opcionalmente se puede aplicar hielo en la cabeza, el cuello, las axilas y la ingle. Sin embargo, asegúrese de envolver los cubitos de hielo en un paño, ya que su contacto directo con la piel podría causar quemaduras;
  • hacer que beban agua, zumos de frutas o bebidas energéticas;
  • hacerlo comer, dividiendo sus comidas (esto evita una nueva pérdida significativa de sales minerales).

Consulte a su médico de inmediato.

Deshidratación que ocurre rápidamente en caso de una ola de calor

La deshidratación también corresponde a la falta de agua y sales minerales en el cuerpo. Los primeros signos de deshidratación son sed, labios secos, fatiga anormal y/o debilitamiento.

Si la deshidratación no se compensa rápidamente con un suministro suficiente de agua, puede aumentar. Luego pueden aparecer otros síntomas:

  • una sed aún más intensa;
  • sequedad de boca y lengua;
  • un cambio en la mirada (se vuelve opaca y los ojos parecen «hundidos»);
  • un cambio en la apariencia de la piel, que parece seca, fría y pálida, y tarda en volver a su aspecto inicial cuando se pellizca («pliegue de la piel»);
  • fiebre;
  • una reducción en la cantidad de orina emitida;
  • dolores de cabeza;
  • desorientación y / o mareo;
  • alteraciones de la conciencia (malestar, mareo);
  • un cambio en el comportamiento (agitación, apatía, debilidad significativa, etc.)

La deshidratación  es más común entre los trabajadores al aire libre y los atletas, los bebés y los ancianos. Estos últimos a menudo tienen una sensación de sed retrasada y no marcada, lo que causa una escasez de agua a veces significativa.

Si alguien que conoces se ha deshidratado:

  • Dale que beba de inmediato y regularmente.
  • Instale a la persona en una habitación fresca.
  • Desvestirlo y refrescarlo con paños húmedos.
  • Llame a emergencias, si tiene:
    • perturbaciones de la conciencia,
    • negativa o incapacidad para beber,
    • coloración anormal de la piel.

Golpe de calor: una emergencia médica

Al igual que el agotamiento y la deshidratación, el golpe de calor está relacionado con la exposición prolongada al calor alto.  Sin embargo, a diferencia de estas dos condiciones, el golpe de calor es una emergencia médica caracterizada por síntomas específicos, a saber:

  • una temperatura corporal superior o igual a 40°C;
  • marcadas alteraciones de la conciencia (pérdida de conciencia, convulsiones frecuentes, delirio o incluso coma);
  • una caída significativa en la presión arterial.

En general, el golpe de calor afecta a las personas:

  • ancianos y/o personas que han perdido su autonomía;
  • que toman medicamentos que pueden interrumpir la adaptación del cuerpo al calor;
  • que han hecho un gran esfuerzo físico en climas calurosos.

Si alguien es víctima de ello en su círculo. A la espera de la llegada de emergencias:

  • instalar a la persona en un lugar fresco;
  • hacerle beber agua;
  • quitarle la ropa;
  • rociarle un poco de agua fresca o cubrirlo con paños húmedos;
  • si es posible,  cree distracciones, despeje la sala y/o el espacio.

Tenga cuidado en caso de algún golpe de calor, para tratar la fiebre o el dolor de cabeza, no se recomienda tomar aspirina o paracetamol. De hecho, el paracetamol es ineficaz en caso de un golpe de calor y la aspirina puede dificultar la adaptación del cuerpo al calor.

¿Cuáles son las señales de advertencia del golpe de calor?

El golpe de calor puede dar lugar a síntomas de advertencia como:

  • dolores de cabeza y mareos; 
  • náuseas;
  • confusión o somnolencia;
  • una temperatura superior a 39°C;
  • un cambio en la apariencia de la piel (puede volverse roja, caliente, seca o húmeda);
  • una sed intensa;
  • una aceleración del pulso y la respiración.

Menopausia: definición, síntomas y diagnóstico

La menopausia es el período de la vida de una mujer marcado por el cese de la ovulación y la desaparición de la menstruación. Una fase de perimenopausia la precede. Sofocos, fatiga, irritabilidad, trastornos del sueño… se encuentran entre los muchos síntomas que aparecen en la menopausia.

¿QUÉ ES LA MENOPAUSIA?

La menopausia es el período de la vida de una mujer cuando la regla (menstruación) se detiene permanentemente. Ocurre generalmente entre la edad de 45 y 55 y generalmente alrededor de la edad de los 50 años.

La menopausia es un fenómeno natural. Ocurre cuando los ovarios detienen su secreción hormonal (estrógeno y progesterona) y la formación de un óvulo cada mes. Se dice que la menopausia es verdaderamente «instalada» cuando la menstruación ha estado ausente durante un año.

Los problemas potenciales con la menopausia son de dos tipos:

  • Los síntomas que causa (sofocos, insomnio, fatiga, irritabilidad…),
  • Y el aumento del riesgo de ciertas enfermedades (osteoporosis, enfermedades cardiovasculares).

¿Cómo explicar la aparición de la menopausia?

Al nacer, cada niña nace con un stock limitado de folículos ováricos. Durante su llamado «período de actividad genital» desde la pubertad hasta la menopausia, cada mujer tiene ciclos menstruales durante los cuales la fertilización es posible.

El ciclo menstrual se compone de 2 fases separadas por la ovulación:

  • La fase folicular se prepara para la ovulación. Durante esta fase, la hormona folículo estimulante (FSH), fabricada por la glándula pituitaria, estimula los folículos ováricos para producir un óvulo maduro. También promueve la secreción por los folículos de estrógenos que actúan sobre el engrosamiento de la mucosa uterina y la consistencia del moco cervical.
  • La ovulación es causada por un aumento en el nivel de la hormona luteinizante (pico de LH), bajo la acción de los estrógenos, lo que resulta en la ruptura del folículo y la liberación del óvulo maduro.
  • La fase lútea es el período entre la ovulación y el inicio de la menstruación. Después de la ovulación, el folículo transformado en un cuerpo lúteo produce progesterona, que ayuda a fortalecer la mucosa uterina para la implantación.
  • Si el óvulo no se fertiliza, el cuerpo lúteo atrofia y los niveles de progesterona caen bruscamente en un contexto de baja producción de estrógenos. Como resultado, la capa superficial de la mucosa uterina se desprende y se elimina. Estas son las reglas que firman el inicio del próximo ciclo.

Esta secuencia de ciclos tiene lugar hasta el final de la reserva folicular. Cuando no hay más folículos ováricos, por lo que no más ovulación, las producciones hormonales de progesterona, entonces los estrógenos se detienen. Este es el comienzo de la menopausia.

Mecanismo de aparición de la menopausia

La menopausia es un evento natural en el proceso de envejecimiento de las mujeres. Marca el final del ciclo menstrual de las mujeres y su capacidad para procrear.

Durante los años de fertilidad de la mujer, hormonas como el estrógeno y la progesterona fluctúan en un ciclo continuo con el fin de preparar el cuerpo femenino para la menstruación, concepción y embarazo.

Cuando esta liberación repetida de hormonas disminuye, comienza la menopausia. La menopausia ocurre naturalmente, generalmente alrededor de la edad de los 50 años, o antes si es el resultado de la extirpación de los ovarios.

Los síntomas varían de una mujer a otra. Algunos tienen pocos o ningún, mientras que otros tienen una variedad de intensidad media a severa. Los síntomas de la menopausia incluyen la ausencia de menstruación mensual, sequedad vaginal, sofocos y cambios de humor.

Debido a los niveles más bajos del estrógeno, las mujeres posmenopáusicas tienen un factor de riesgo creciente para la osteoporosis y la enfermedad cardíaca. Los pacientes y su médico deben discutir los riesgos y beneficios de la terapia de reemplazo hormonal.

ANTES DE LA MENOPAUSIA: PERIMENOPAUSIA

La menopausia se establece gradualmente después de un período crucial: la perimenopausia, que puede durar de dos a cuatro años.

La perimenopausia se manifiesta como:

  • una alternancia de ciclos cortos y largos: los períodos son irregulares;
  • un síndrome premenstrual (antes de la menstruación): los senos están tensos y el estado de ánimo es irritable;
  • los primeros sofocos y sudores nocturnos.

Estos síntomas ocurren, en general, alrededor de los 47 años y se deben a una deficiencia de la hormona progesterona, una de las principales hormonas femeninas. La secreción de estrógenos se conserva.

La posibilidad de embarazo disminuye con la edad, pero el embarazo sigue siendo posible hasta la menopausia. Dado que la edad de la menopausia varía de una mujer a otra y no se puede determinar individualmente, la anticoncepción debe continuar hasta que la menopausia sea segura.

SÍNTOMAS DURANTE LA MENOPAUSIA

La menopausia suele ir acompañada de los llamados trastornos climatéricos (síntomas que acompañan a los cambios hormonales asociados al cese de la función ovárica) cuya intensidad varía según las mujeres. Estos síntomas se deben a la deficiencia hormonal de estrógenos y progesterona. No son sistemáticas y algunas mujeres escapan de ellas por completo.

Estos trastornos climatéricos son:

  • sofocos o enrojecimiento (presente en siete de cada diez mujeres). Estos eventos toman la forma de:
    • La aparición voluble de escalofríos, temblores, una sensación de incomodidad y mareos,
    • Una sensación repentina de calor intenso, que se eleva desde el torso hasta la cara y el cuello y seguida de enrojecimiento,
    • Palpitaciones, sudores pesados y escalofríos, que preceden a una vuelta a la normalidad.

Breves, sofocos rara vez duran más de unos pocos minutos. Pueden ser ocasionales u ocurrir varias veces por hora. Ocurren principalmente por la noche e interrumpen el sueño. También aparecen durante el día: luego se ven favorecidos por el calor ambiental, la toma de una comida, el alcohol, el ejercicio y la emoción. Están presentes durante unos meses, pero a veces duran varios años;

  • sudores nocturnos aislados sin sofocos;
  • una sequedad vulvo-vaginal;
  • trastornos urinarios: irritaciones más frecuentes o infecciones del tracto urinario, fuga urinaria, necesidad frecuente de orinar;
  • dolores de cabeza, fatiga, insomnio, irritabilidad, ansiedad;
  • dolor articular, difuso y cambiante, más marcado por la mañana y disminuyendo después de que la mañana se deshaga.

Algunos trastornos climatéricos como sofocos, sudores, fatiga… puede ser transitorio, pero a veces persisten durante la menopausia.  Otros son de larga duración, como la sequedad vaginal y los trastornos urinarios.

DIAGNÓSTICO DE LA MENOPAUSIA

El diagnóstico de la menopausia se basa en la ausencia de menstruación durante 12 meses en una mujer de unos 50 años de edad. Ningún examen es, a priori, necesario en este caso.

En caso de duda, el médico puede recurrir a la «prueba de progesterona». Esto implica la prescripción de esta hormona 10 días al mes, durante tres meses seguidos. Si es una menopausia, el período no reaparece.

Las dosis hormonales son más a menudo inútiles porque tener en cuenta la edad y los síntomas clínicos es suficiente.

¿Cómo se llama menopausia temprana?

La menopausia temprana ocurre antes de los 40 años. Esto puede ser espontáneo (de origen genético) o causado por el tratamiento de alguna:

  • cirugía (extirpación de los ovarios, por ejemplo),
  • quimioterapia
  • radioterapia.

En este caso, la terapia de reemplazo hormonal se prescribe en ausencia de contraindicación hasta la edad de 50 años, para evitar complicaciones.

UNA VEZ ESTABLECIDA LA MENOPAUSIA, PUEDEN APARECER PROBLEMAS DE SALUD

Los problemas de salud pueden establecerse gradualmente durante la menopausia. Un seguimiento médico permite detectarlos rápidamente y cuidarlos.

Estos problemas de salud pueden ser:

  • sequedad vaginal responsable de:
    • trastornos sexuales: dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia) y disminución de la libido (deseo sexual),
    • vaginitis «no infecciosa»;
  • trastornos genitourinarios: fuga urinaria y  cistitis  aguda recurrente, prolapso genitourinario;
  • una tendencia al sobrepeso con una disminución de la masa muscular y un aumento de los tejidos grasos con un cambio en la distribución de las grasas que se acumulan principalmente en el estómago (y mucho menos en los muslos y las nalgas);
  • una pérdida de la flexibilidad de la piel que se vuelve más seca y trastornos del sistema capilar: pérdida de cabello, crecimiento excesivo del cabello;
  • osteoporosis: el riesgo aumenta después de la menopausia. La pérdida ósea se acelera debido a la disminución en la capacidad del cuerpo para producir tejido óseo. Esto aumenta el riesgo de fractura de muñeca, fractura de cuello femoral o asentamiento vertebral. La osteoporosis afecta a una de cada cuatro mujeres posmenopáusicas;
  • problemas cardiovasculares. El riesgo cardiovascular aumenta después de la menopausia: de hecho, la protección natural por las hormonas desaparece y ciertos factores como el tabaco o el sobrepeso acentúan este riesgo.

¿Por qué ganamos peso durante el período de la menopausia?

Entre los 42 y los 50 años, el aumento de peso promedio es de 0,8 kg por año e incluso de 1,5 kg para el 20% de las mujeres.

Se trata de lo siguiente:

  • La caída de estrógenos responsables del aumento de la masa grasa y la disminución de la masa muscular;
  • Disminución de la actividad física y el gasto energético;
  • A veces nuevos hábitos alimenticios.

Incontinencia urinaria: mecanismo, frecuencia y causas

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina por la uretra. Este problema de «fuga urinaria» es común y aumenta con la edad. Hay muchas causas que pueden causar incontinencia urinaria. Muchos factores de la vida también lo favorecen.

¿CÓMO SE LLAMA INCONTINENCIA URINARIA (FUGA URINARIA)? 

Fuga urinaria: ¿qué tipo de incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es una descarga involuntaria e incontrolable de orina a través de la uretra. También hablamos de pérdida involuntaria de orina o fuga urinaria.   

Hay varias formas de incontinencia urinaria dependiendo del mecanismo de ocurrencia.

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo.

Se caracteriza por:

  • una pérdida involuntaria de orina, no precedida por la necesidad de orinar,
    • que ocurre durante un esfuerzo: saltar, levantar cargas o cualquier actividad que aumente la presión abdominal, pero también durante el mínimo esfuerzo: tos, risa.
  • Incontinencia urinaria por vejiga hiperactiva.
    Se caracteriza por:
    • una pérdida involuntaria de orina, precedida por una necesidad urgente e incontrolable de orinar (impulso de orinar),
    • ocurriendo en reposo, por la noche, sin ningún esfuerzo.
  • Incontinencia mixta. Combina ambos tipos de síntomas.
La incontinencia urinaria no debe confundirse con la micción por desbordamiento

Al orinar por desbordamiento, la vejiga, demasiado llena, se vacía por goteo. Con frecuencia se involucran fármacos que relajan la vejiga.

¿Cómo es la micción normal?

La orina, secretada por los riñones, fluye a través de dos conductos (los uréteres) hasta la vejiga. Cuando la vejiga se llena, y a partir de un cierto volumen de llenado, aparece la necesidad de orinar.

El esfínter de la uretra y los músculos del perineo se contraen para evitar la fuga de orina.

Durante la micción, el esfínter se relaja voluntariamente y los músculos de la vejiga se contraen, lo que permite la evacuación de la orina.

La micción controlada puede ser interrumpida por una contracción voluntaria del esfínter de la uretra y los músculos del perineo.

Sistema urinario femenino

El tracto genital femenino consta de los siguientes tres órganos principales:

  1. La vagina, canal muscular de unos pocos centímetros que se abre a nivel del pubis;
  2. El útero, en forma de una bolsa triangular a la que se unen conductos llamados trompas de Falopio.
  3. Los ovarios, dos glándulas en forma de almendras, que se encuentran al final de las trompas de Falopio.

El tracto urinario femenino se compone de cuatro órganos.

Los riñones, dos órganos en forma de frijol, están conectados a la vejiga por dos canales paralelos, los uréteres. La vejiga es una bolsa, ubicada debajo del útero. Está conectada a la vulva por la uretra, un canal estrecho muy corto, que corre a lo largo de la vagina.

Sistema genitourinario del hombre

En los seres humanos, el tracto genital está estrechamente relacionado con el tracto urinario.

El tracto genital masculino consta de cinco partes.

  1. El pene, órgano reproductor externo que sale del pubis unos 10 a 12 centímetros en reposo.
  2. Los testículos, par de órganos reproductivos externos, de forma ovalada, situados en el escroto, debajo del pene.
  3. El epidídimo es un conducto delgado unido a la parte posterior de los testículos.
  4. La próstata es una glándula redonda, ubicada debajo de la vejiga. Está atravesada por la uretra.
  5. Las vesículas seminales son dos bolsas de forma alargada, conectadas a la próstata, y situadas entre la vejiga y el bulbo rectal.

El tracto urinario masculino consta de tres partes.

  1. El uréter es un canal largo, que conecta los riñones a la vejiga.
  2. La vejiga es una gran bolsa de forma ovalada, situada justo encima de la próstata, delante del bulbo rectal.
  3. La uretra es un canal largo, que conecta la vejiga con el pene. Este es el canal de evacuación de la orina.

FRECUENCIA DE INCONTINENCIA URINARIA EN ESPAÑA

La incontinencia urinaria afecta al menos a 2,6 millones de personas mayores de 65 años. También puede afectar a las personas más jóvenes.

Sin embargo, su frecuencia es difícil de estimar. De hecho, pocas personas consultan por este motivo, teniendo en cuenta que la incontinencia urinaria está relacionada con el envejecimiento.

Se estima que las fugas  urinarias se refieren a:

  • aproximadamente una de cada tres mujeres mayores de 70 años;
  • 7 a 8% de los hombres de 65 años;
  • más del 28% de los hombres mayores de 90 años.

LAS PRINCIPALES CAUSAS DE INCONTINENCIA URINARIA

Hay muchas causas de fuga urinaria.

Causas de la incontinencia urinaria de esfuerzo

La fuga urinaria durante los esfuerzos es común:

  • después de un embarazo múltiple oparto difícil (asistido por ventosa o fórceps) o complicado (desgarro perineal …);
  • en caso de prolapso genital en mujeres;
  • después de la cirugía de próstata para el adenoma de próstata o cáncer de próstata en los hombres;
  • después de cualquier cirugía en el abdomen o pelvis pequeña.

Causas de la incontinencia urinaria por vejiga hiperactiva

La incontinencia urinaria debido a la vejiga hiperactiva se observa durante:

  • una cistitis aguda o pielonefritis aguda;
  • un cáncer de vejiga;
  • las secuelas de radioterapia de la pelvis (cistitis de la raíz);
  • un estrechamiento de la uretra;
  • un aumento del volumen de la próstata en hombres: cáncer de próstata, adenoma de próstata;
  • una enfermedad neurológica, como la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, la paraplejia o demencias como la enfermedad de Alzheimer.  

LOS DIFERENTES FACTORES QUE PROMUEVEN LA INCONTINENCIA URINARIA

La incontinencia urinaria es promovida por:

  • el embarazo: la incontinencia urinaria es frecuente y empeora durante el embarazo (entre el 1er y 3er trimestre), luego la mayoría de las veces desaparece espontáneamente después del parto;
  • la menopausia (debido a la caída hormonal oestroprogestative);
  • el envejecimiento;
  • el sobrepeso y obesidad;
  • un estreñimiento crónico;
  • una tos crónica;
  • los errores higiénico-dietéticos: consumo excesivo de líquidos, cafeína, alcohol,   tabaco…;
  • tomar ciertos medicamentos, especialmente si la persona está tomando varios (por ejemplo, diuréticos, sedantes…);
  • una movilidad reducida debido a enfermedades físicas o mentales;
  • la actividad física intensiva y en particular deportes que provocan presiones repetidas sobre el perineo (halterofilia, maratón, trempolina…)

Hemorroides: ¿qué hacer y cuándo consultar?

Para ser aliviado durante una crisis hemorroidal, aplique algunos consejos higiénico-dietéticos; si es necesario, tome analgésicos y aplique el tratamiento local. Aprenda a reconocer situaciones que requieren el consejo de un médico.

¿QUÉ HACER EN CASO DE HEMORROIDES?

Las hemorroides no conducen a complicaciones graves. En ausencia de un signo molesto, no es necesario ningún tratamiento.

En caso de trastornos moderados, se pueden aconsejar algunas medidas simples.

Combata el estreñimiento para evitar las hemorroides

La corrección de los trastornos del tránsito es importante.

Algunos consejos de estilo de vida simples permiten facilitar, la mayoría de las veces, el tránsito intestinal y luchar contra el estreñimiento:

  • Ir al baño a una hora fija (media hora a una hora después de la comida) sin hacer demasiado esfuerzo al «empujar». Su organismo se acostumbrará a un horario regular;
  • Tómese su tiempo cuando esté en el inodoro, pero no se siente en el asiento durante un período prolongado de tiempo;
  • Consumir fibra dietética (especialmente en los productos de cereales y legumbres): aumente la frecuencia de las heces y mejore su consistencia. Comer verduras y frutas ricas en fibra: promueven el tránsito. También se pueden consumir, poco a poco, cereales integrales (pan integral, arroz o pasta integral…);
  • Evitar los alimentos que son demasiado grasos y demasiado dulces;
  • Beber agua suficiente y regularmente (al menos 1,5 litros por día);
  • Evitar el alcohol;
  • Practicar actividad física regular evitando los deportes con cargas pesadas;
  • Bajar de peso si es necesario.

Aliviar el dolor hemorroidal y la irritación del ano

Para aliviar el dolor y la irritación durante una crisis hemorroidal, siga estos consejos:

  • Se puede llevar a cabo una limpieza suave de la región: después de cada heces, limpie suavemente con un papel higiénico húmedo sin usar jabón;
  • Seque bien la piel después de cada evacuación intestinal y después de la ducha;
  • Use ropa de algodón que no le apriete;
  • Se pueden utilizar tratamientos locales (cremas, supositorios), para uso tópico y que tengan un papel anestésico, lubricante y/o antiinflamatorio. Se obtienen sin receta médica, excepto aquellos que contienen corticosteroides que requieren receta médica. Pídale consejo a su farmacéutico;
  • Tratamientos orales: los fármacos analgésicos (paracetamol por ejemplo) pueden ser útiles para aliviar el dolor. Este tratamiento debe ser de corta duración. Si los síntomas no desaparecen en pocos días, se debe realizar un examen por parte de su médico.

¿CUÁNDO CONSULTAR EN CASO DE HEMORROIDES?

Como regla general, consulte en caso de la primera hemorragia a través del ano y si esta hemorragia anal se repite (rectorragie). Es importante verificar mediante un examen proctológico (examen clínico de la región rectal) que efectivamente se trata de hemorroides y no de otra enfermedad (colitis ulcerosa, fisura anal, cáncer colorrectal…)

También verifique si, durante el curso de su enfermedad hemorroidal ya diagnosticada, los síntomas se vuelven difíciles de soportar a diario (protrusión de hemorroides al ano o procidencia de hemorroides, dolor en el ano, picazón anal, ardor, supuración).

Consulte a un médico tan pronto como sea posible:

  • en caso de sangrado anal significativo y repetido de sangre roja;
  • si las heces son muy negras;
  • si tiene dolor intenso, acompañado de fiebre de más de 38 °C;
  • si siente dolor repentino y muy intenso que causa miedo a la trombosis de las hemorroides;
  • si el dolor se acompaña de defecar durante más de 48 horas.

CONSULTA MÉDICA PARA HEMORROIDES

El médico puede derivarle a un gastroenterólogo para que le haga un chequeo.

El gastroenterólogo le pregunta acerca de los síntomas que está experimentando. Examina la región anal y explora el canal anal a través de un anoscopio (endoscopio pequeño, corto, rígido). Ningún otro examen adicional es útil para hacer el diagnóstico de hemorroides.

Se pueden prescribir otros exámenes (rectocoloscopia por ejemplo) si se sospecha otra enfermedad que explique los síntomas.