Síndrome del intestino irritable: ¿qué hacer y cuándo consultar? – NaturaVital

Síndrome del intestino irritable: ¿qué hacer y cuándo consultar?

Síndrome del intestino irritable: ¿qué hacer y cuándo consultar?

¿Tiene síndrome del intestino irritable? Para aliviar los síntomas, ingiera una dieta saludable y tenga hábitos de vida apropiados. Observe los factores que desencadenan los malestares y trate de cambiar su estilo de vida de acuerdo con los factores identificados.

¿QUÉ HACER EN CASO DE SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE?

Aquí hay algunos consejos que puede aplicar a diario para aliviar los síntomas del intestino irritable (o síndrome del intestino irritable o colopatía funcional).  

Practique actividad física diaria y limite su estrés

La actividad física permite:

  • mejorar su calidad de vida;
  • promover su resistencia a la fatiga;
  • reducir la ansiedad;
  • relajarse;
  • mejorar la calidad de su sueño;
  • estimula tu apetito y tu colon «perezoso».

Incluye todos los movimientos de la vida cotidiana, los realizados en el trabajo y durante el ocio. Caminar es la actividad física básica, practicable por un gran número de personas, a cualquier edad y en todas partes. La actividad física es caminar, jardinería, retoques, jugar con niños… y, por supuesto, hacer deporte.

Los ejercicios de relajación pueden, en algunos casos, ser beneficiosos. Hable con su médico sobre las formas de controlar su estrés.

Ingiera sus comidas lenta y tranquilamente

Para limitar o evitar los síntomas de la colopatía funcional, adopte algunos reflejos a diario:

  • Ingiera sus comidas a horas regulares;
  • haga 3 comidas al día y evite saltarse las comidas;
  • en cada comida, no coma ni demasiado ni muy poco para evitar la sensación de «demasiada llenura después de la comida» o, por el contrario, la sensación de hambre entre dos comidas;
  • coma despacio, en silencio, sin hacer ninguna otra actividad simultáneamente (por ejemplo, trabajar en una computadora);
  • recuerde masticar bien los alimentos para facilitar la digestión;
  • con las comidas y al aire libre, beba de 1 a 1.5 litros de agua todos los días para hidratarse bien.

Siga algunos consejos dietéticos para aliviar los síntomas del intestino irritable

Cada situación personal es diferente, pero la mayoría de las personas hacen una conexión entre sus síntomas del síndrome del intestino irritable y la dieta.

Analice su situación y anote los alimentos que hacen aparecer los síntomas (dolor abdominal, flatulencias, hinchazón…) o aumentarlos.

Si excluye ciertos alimentos de su dieta, no continúe esta dieta si no es efectiva desde el principio o si pierde su efectividad después de 2 meses. No acumule varias dietas o no haga una dieta demasiado restrictiva porque podría sufrir deficiencias nutricionales. Pídale consejo a su médico, quien lo derivará a un dietista.

En general, algunas recomendaciones han demostrado eficacia en el síndrome del intestino irritable:

  • coma fibra en cantidades normales y extiéndala a lo largo del día (evite la ingesta excesiva de fibra dietética que aumenta la hinchazón),
  • reduzca los alimentos que producen gases (guisantes, frijoles secos, brócoli, repollo, cebollas, salvado),
  • reduzca el consumo de alimentos grasos,
  • limite las bebidas con cafeína, refrescos y alcohol,  
  • reduzca el consumo de alimentos ricos en FODMAPs:
    • disminuya sin excluir la lactosa (azúcar presente en la leche, yogures), fructosa (azúcar contenida en la miel, manzanas, peras, dátiles, naranjas),
    • Evite los alimentos que contienen un edulcorante artificial que termina en «ol», así como la goma de mascar.

¿Qué son los FODMAPs?

Se trata de ciertos azúcares y carbohidratos (fructosa, edulcorantes como el sorbitol…) llamados fermentables(«Fermentable Oligo-, Di-, y Monoscáridos, And Polyols») responsables del dolor abdominal, la hinchazón y los gases debido a su mala absorción por el tracto digestivo y la fermentación que provocan.

¿CUÁNDO CONSULTAR EN CASO DE SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE?

Si ha tenido síntomas durante más de tres meses, es bueno consultar a su médico.

También consulte a su médico cuando aparezcan otros síntomas y en las siguientes situaciones:

  • en caso de sangre roja en las heces (rectorragia) o heces negras;
  • en caso de antecedentes familiares con cáncer colorrectal;
  • si es la primera vez que tiene síntomas digestivos (diarrea, estreñimiento,   dolor abdominal…), sobre todo si tiene más de 50 años;
  • si tiene un cambio reciente en sus síntomas;
  • si pierde peso involuntariamente;
  • si los síntomas aparecen por la noche;
  • en caso de fiebre;
  • si los síntomas aparecen después de un viaje a un país extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>