¡Prevenga el Intestino permeable! – NaturaVital

¡Prevenga el Intestino permeable!

¡Prevenga el Intestino permeable!

La mayoría de las enfermedades crónicas y muchos síntomas agudos están relacionados con nuestro sistema digestivo, nuestra flora intestinal y nuestra dieta.

El intestino juega un papel vital en nuestra salud y debemos mantenerlo.

Es el órgano clave de la inmunidad del tracto digestivo, pero también de nuestra defensa inmune general. Es también gracias a él que los nutrientes necesarios para el funcionamiento de nuestro cuerpo son absorbidos y redistribuidos en todo nuestro cuerpo en medida que lo exige.

El revestimiento intestinal es un enorme filtro cuya función es permitir el paso de nutrientes (vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos…) y evitar la penetración de microorganismos, macromoléculas y compuestos tóxicos.

La pared del intestino delgado está recubierta con un epitelio muy delgado (4/100 mm), compuesto por vellosidades y microvillosidades, muy finamente arrugadas. Consiste principalmente en una sola capa de células, los enerocitos que proporcionan una función de barrera mecánica frente al contenido del intestino.

Esta barrera se obtiene a través de cruces estrechos (o eslabones estrechos) y sirve como un escudo contra la agresión externa. Sin embargo, cuando el revestimiento intestinal se altera e inflama, las uniones estrechas se dispersan y la porosidad intestinal se pone en juego. El intestino se convierte en una verdadera «coladera», es el fenómeno de la hiperpermeabilidad intestinal, o síndrome de Leakey Gut, literalmente síndrome intestinal con fugas.

Las principales causas

Muchos factores pueden desencadenar hiperpermeabilidad intestinal, aquí están los principales factores:

  • Comida moderna
  • Desequilibrio de la flora intestinal (disbiosis)
  • Uso a largo plazo de medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios, corticoesteroides, etc.
  • Consumo de sustancias tóxicas: alcohol, tabaco, aditivos alimentarios y conservantes, pesticidas…
  • Una deficiencia enzimática
  • Estrés
  • Deporte intensivo
  • Una deficiencia de IgA (Inmunoglobulina A) debido a frecuentes infecciones bacterianas, virales, parasitarias, micósicas…
  • Intolerancias alimentarias, incluida la intolerancia al gluten.
  • Intolerancias FODMAP (Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles).

Las consecuencias

El área de absorción del intestino delgado es mayor que el tamaño de una cancha de tenis, dejando una enorme posibilidad de paso a la sangre y la linfa de moléculas extrañas y tóxicas. La rotura de esta barrera mecánica y el paso a la circulación general de estas sustancias son el punto de partida común para múltiples patologías.

En primer lugar, problemas intestinales, es decir, diarrea o heces sueltas, hinchazón y dolor abdominal. A continuación, el paso de estas moléculas exógenas a la sangre y la linfa causará intoxinación de la sangre (por ejemplo, hinchazón de las extremidades inferiores), luego sobrecarga hepática (fatiga general persistente), un proceso inflamatorio crónico, una respuesta inmunitaria que puede conducir dependiendo del terreno de la persona a trastornos del sistema inmunitario.

Los ataques inmunes pueden dar lugar a alergias en todas sus formas (asma, eczema, rinitis), ya sea a intolerancias alimentarias (intolerancia al gluten, leche, caseína…) o a enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple, fibromialgia, tiroiditis de Hashimoto, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, lupus eritemístico, síndrome de Sjogren, enfermedad de Crohn).

Consejos para su estilo de vida

La dieta moderna no está adaptada a la salud de nuestros intestinos. Es esencial seguir ciertas reglas dietéticas, favoreciendo una dieta tanto como sea posible de la agricultura orgánica y eliminando muchos elementos nocivos que pueden alterar el revestimiento intestinal.

Limite el alcohol, el café, las especias fuertes, el azúcar industrial refinado, las salsas grasas, los alimentos fritos y los alimentos ricos en gluten. Evite el exceso de carne, soja, arroz o tofu. Coma frutas y verduras cocidas en lugar de crudas. 

Además también recomendamos restringir el consumo de lectinas.

Estos son los alimentos principales a evitar (tiene que verificar el resto de los alimentos de acuerdo a su dieta alimenticia) :

1. Alubias

2. Soja

3. Trigo

4. Cacahuetes

5. Tomates

6. Patatas

7. Lentejas

8. Berenjena

Soluciones naturales

Además de estas medidas dietéticas, es esencial apoyar la función intestinal con el suministro de nutrientes que aliviarán la irritación gastrointestinal, participarán en la restauración del revestimiento intestinal y así reducirán la hiperpermeabilidad intestinal. Para ello, le invitamos a descubrir nuestra última innovación, Digest Ultra.  

Digest Ultra es un producto de NaturaVital que combina ingredientes activos naturales especialmente seleccionados por sus efectos beneficiosos sobre la función y el revestimiento intestinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>